Vivir en las nubes, estar en la parra, vivir en la luna de Valencia, no tener los pies en el suelo…

Qué gran sabiduría y conocimiento, por desgracia ya perdido, pero que poco a poco vamos recuperando, encierran  las frases populares que definen un comportamiento, reflejo de experiencias vividas. Voy a describir algunas de ellas.

Falta de memoria. Despistes. Dificultad en retener al leer y de aprendizaje. Ser en exceso idealista y poco práctico. Dificultad con los compromisos. Dificultad en despertarse por las mañanas. Necesidad excesiva de dormir. Extremidades frías. Dificultad en aceptar lo material, el dinero e incluso el cuerpo físico. Vivir más de ilusiones que de cosas reales. Cansancio sin una correlación con la actividad física. Excesivas actividades de lectura, cine, ordenador y sustancias químicas que ayudan a la evasión de la realidad cotidiana (sean éstas legales o no). Exceso de actividades filosóficas y espirituales que requieren más actividad de la mente, en detrimento de las que conllevan acción física y compromiso. Construir castillos en el aire sin llevar nunca a la práctica todos los proyectos imaginados…

Si tienes algunos de estos síntomas y te crean problemas, conoce cómo las Flores de Bach te pueden ayudar.

Todos estos síntomas denotan que el cuerpo tiene muy poca energía y que ésta, en una medida u otra, se encuentra fuera de él, precisamente porque hay una dificultad para aceptar todo lo que se relaciona con lo físico y material.

No necesariamente se han de dar todos los síntomas a la vez ni en la misma intensidad en todos los espacios de la vida, pero si alguno de ellos nos crea dificultades, es importante comprender que todo tiene una razón de ser y su parte positiva a la vez que también lo tiene de negativa.

Esta razón de ser la podemos encontrar en episodios de la infancia traumáticos que han roto el corazón del niño o niña, como ocurre cuando hay malos tratos importantes y especialmente en los abusos sexuales. En casos realmente importantes, puede haberse iniciado ya en la gestación y/o en el nacimiento, o bien porque el bebé ya ha sufrido los malos tratos directamente o a través de la madre, o porque se han despertado lo que conocemos como memorias activas de vidas anteriores, en las que se han experimentado grandes sufrimientos e incluso muertes traumáticas y que en un momento u otro el bebé por nacer rememora. Bien sea en un caso o en otro, aunque también se dan los dos, el miedo y terror a nacer, o a “volver a nacer”, hace que el bebé rechace su cuerpo físico y por tanto el nacer a una nueva vida.

Y aunque el cuerpo nazca no se integrará totalmente en él puesto que hay un miedo o terror a sentir, con las consecuentes dificultades que he expuesto al inicio.

Vemos así una y otra vez la sabiduría que siempre nos acompaña y que siempre encuentra una forma de evitar el sufrimiento. ¿Cómo entonces podemos juzgar a una persona que se encuentre en este estado? Solo cuando no comprendemos las causas y vemos únicamente el comportamiento.

 

Cómo nos pueden ayudar las Flores de Bach

 

Las Flores de Bach nos ayudarán a transformar todas y cada una de las emociones que propician estos estados compensatorios del miedo, o más bien del terror a sentir, como son Mímulus y especialmente Rock Rose.

Clematis, siempre y cuando se haya resuelto al menos parte del miedo, nos ayudará a poder integrarnos en el cuerpo.

 

 

Flor de Clematis

Flor de Clematis

 

Star of Betelhem sanará los traumas vividos, ya sean en esta vida o en las anteriores. Recomiendo siempre ser muy cuidadosos con esta esencia ya que si no somos conscientes de los traumas vividos, harán que emerjan a nuestra consciencia, por esta razón recomiendo que sea siempre tomada dentro de un proceso de terapia y cuando tenemos todas las herramientas para afrontarlos y sanarlos.

Larch nos ayudará a que nuestra autoestima, destruida por las vivencias, renazca de las cenizas y florezca como las flores en el más bello de los jardines.

Estas Flores de Bach son las más evidentes, pero son tantas con las que habríamos de trabajar, ya que éllas actúan siempre en sinergía, o sea, que unas se ayudan a otras, como un equipo de cualquier deporte, que la lista sería muy larga y no quiero aburriros con ella.

Lo esencial es saber que existe una Flor de Bach para cada estado y emoción que nos pueden abrir las puertas a la sanación, especialmente cuando están integradas en la Psicoterapia Integrativa, desde la que trabajamos con la totalidad de la persona y especialmente hallando el origen de las dificultades a niveles muy inconscientes para poder así comprendernos. En la comprensión reside el primer paso hacia la resolución.

 

Y ahora lo positivo

 

 

Y ya para acabar, las personas descritas al inicio pueden tener capacidades especialmente positivas: la intuición y percepción de lo sutil y la creatividad en cualquier ámbito, incluso en el científico, que si se llega a plasmar en lo material, son una bendición para la humanidad. Por qué, que sería de nosotros si no hubieran artistas que crearan música, pinturas, esculturas para que pudiéramos embelesarnos con ellas? ¿Y si no hubieran científicos que imaginan en su mente lo que hoy día son cosas tan cotidianas como el ordenador con el que escribo todo esto y con el que todos vosotros estáis leyéndolo? Gracias a todos, porque cada uno  aportamos un granito de arena a la evolución del ser humano, cada uno, sin exclusión de nadie.

Si quieres conocer más extensamente cómo las Flores de Bach te pueden ayudar en tu caso en particular, puedes llamarme para tener una primera sesión gratuita, o dirigir tu consulta a : info@montserratchando.com

Montserrat Chando
Psicoterapeuta
685.890.497 Bcn

 

                             Ver Psicoterapia Integrativa

Pin It en Pinterest

Compartir esto